Anuncios

Cajas de pescado recicladas como envases para yogur


Cicloplast, la sociedad sin ánimo de lucro dedicada al reciclaje de plásticos, es la encargada de coordinar el proyecto europeo Life EPS-Sure, que busca convertir las cajas de corcho blanco, de poliestireno expandido (EPS) -en las que habitualmente se transporta el pescado y otros alimentos frescos- en un nuevo plástico apto para uso alimentario, como envases de yogur.

Según explica Isabel Goyena, directora general de Cicloplast, “el proyecto Life EPS-Sure en un proyecto de I+D+i de reciclado de plásticos que pretende ofrecer una solución técnica, ambiental y económicamente viable para transformar cajas de pescado de EPS en nuevos envases de plástico (PS) adecuados para contacto alimentario”.

En esta iniciativa, que cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros, de los cuales la Comisión Europea aporta el 60%, tendrá una duración de tres años; participan, junto a Cicloplast, la Asociación Nacional de Poliestireno Expandido (Anape), Coexpan, El Corte Inglés y Total Petrochemicals Ibérica. De hecho, el proyecto se desarrollará en la planta piloto de esta última compañía ubicada en El Prat de Llobregat (Barcelona).

Aunque el proyecto se llevará a cabo inicialmente en España, “posteriormente se replicará y transferirá la metodología Life-Sure a otros países europeos”, observa la directora general de Cicloplast.

Modelo sostenible

Así, “este proyecto proporcionará una solución única en la que, de forma completa y a lo largo de toda la cadena de valor, se demuestra cómo gestionar con éxito las cajas de pescado de EPS”, explica Goyena. Para ello, se analizará toda la cadena de valor del poliestireno expandido. Por ello, se empezará por definir un modelo sostenible para recoger, transportar y reciclar las cajas de pescado de EPS transformándolas en granza de poliestireno para fabricar envases de contacto alimentario.

Además, se busca implantar procedimientos y buenas prácticas para el proceso de gestión del residuo de la caja de pescado, desde la logística de recogida, hasta su almacenamiento, pretratamiento y reciclado.

El proyecto también tiene planificado el desarrollo de una planta piloto que “demostrará que es posible fabricar poliestireno reciclado a partir del EPS de la caja de pescado y con la calidad adecuada para las altas exigencias que requieren las aplicaciones de contacto alimentario”, asegura la directora general de Cicloplast. Además, también se pondrá en marcha una planta piloto para producir láminas de poliestireno con distintas formulaciones de este material virgen y reciclado, con el objetivo final de fabricar los envases.

Con este proyecto se busca dar salida a las cajas de poliestireno expandido, que son “envases óptimos que se utilizan habitualmente para almacenar y transportar productos frescos como el pesado, gracias a sus excelentes propiedades de aislamiento térmico, protección y seguridad alimentaria”, indica Goyena.

Puede seguir leyendo en El Economista

Anuncios
Categorías:EcoNegociosEtiquetas: , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: