El cambio climático reduce la capacidad de los bosques de absorber metano

La capacidad de absorber metano que tienen los suelos de los bosques está cayendo en todo el mundo, sobre todo en regiones donde hay más lluvias por el cambio climático, y eso puede hacer que los niveles de este potente gas en la atmósfera crezcan más rápido, según un estudio.

Los bosques pueden eliminar de la atmósfera el metano, un potente gas de efecto invernadero, gracias a unas bacterias metanotróficas presentes en sus suelos. Pero cuando los suelos están húmedos es más difícil para esas bacterias atrapar y absorber el metano.

Divulgado en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, el estudio se realizó con datos obtenidos de dos lugares de investigación ecológica en Estados Unidos financiados por la Fundación Nacional de Ciencias. Uno es el Hubbard Brook Experimental Forest, ubicado en las montañas del estado de Nuevo Hampshire, y otro el Baltimore Ecosystem Study, en el condado de Baltimore (Maryland).

En el caso de Baltimore, los investigadores monitorearon durante 18 años, entre 1998 y 2016, los bosques de cuatro sitios urbanos y de otros cuatro rurales. La absorción de metano en los bosques urbanos durante ese periodo disminuyó un 62%, mientras que en los rurales cayó un 53%, de acuerdo con el estudio. Con respecto a Hubbard Brook, las mediciones se prolongaron durante 14 años, de 2002 a 2015, en ocho sitios boscosos y revelaron un descenso del metano absorbido de entre un 74 y un 89%.

Los patrones observados en estos lugares se compararon con los datos mundiales de captación de metano en suelos forestales registrados de 1988 a 2015 y los resultados fueron claros: la absorción está bajando, sobre todo, en los bosques de las tierras altas, donde las lluvias han aumentado de manera constante por el cambio climático. Así, los investigadores consideran que la capacidad de los suelos forestales para eliminar metano ha sido sobrestimada en más del 50% en todo el mundo.

La disminución del metano absorbido por los suelos forestales “debe tenerse en cuenta” en los modelos presupuestarios y políticas dirigidas a regular las actividades que producen ese gas, según advierte Peter Groffman, coautor del estudio e investigador principal del Cary Institute of Ecosystem Studies.

ConexiónCOP

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.