Anuncios

Australia anuncia su nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética


El pasado viernes, 10 de agosto, se presentó la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de Australia. Después de haber sido criticado por su política a favor de las centrales térmicas y de la industria del carbón, con esta nueva normativa, el contaminar se va a acabar. Se llama Garantía Energética Nacional (NEG, por sus siglas en inglés), una política energética y climática que aún así todavía arrastra polémica para frenar las emisiones y proporcionar estabilidad al volátil mercado energético del país.

Los ministros de energía de los distintos estados del país acordaron avanzar en la propuesta, de acuerdo con el gobierno del primer ministro Malcolm Turnbull.

La aprobación de los estados es un paso preliminar para continuar adelante con la Ley. Antes de que pueda aprobarse a nivel federal, primero debe someterse a negociación. Algunos críticos, incluidos ambientalistas, han dicho que la propuesta no es lo suficientemente amplia como para combatir el cambio climático.

Principales propuestas de NEG

El NEG abarca toda la transición energética combinando dos políticas en una sola: la seguridad de suministro y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La legislación propuesta pretende reducir los precios de la energía y aumentar la inversión en generación de energía limpia, que incluye energía eólica, solar, baterías y otras renovables.

Los objetivos de cambio climático y la seguridad de suministro mejorada nunca se han integrado en una sola política como ésta, lo que ha puesto nerviosos a algunos analistas y legisladores porque no hay ejemplos a seguir.

El nuevo plan afecta al National Energy Market, una red eléctrica que conecta todas las regiones, excepto Western Australia y Northern Territory.

¿Por qué se necesita una nueva política energética?

Las políticas de energía y clima en Australia han llegado y se han ido, sin permanecer en su lugar el tiempo suficiente como para ver los resultados favorables o contrarios. En los últimos años, la energía renovable se ha vuelto más barata y más eficiente, cambiando rápidamente el mercado y dificultando la estabilidad de la red.

El territorio de Australia casi duplica en dimensión al territorio de la Unión Europea en su conjunto, pero tiene menos de una vigésima parte de la población (24 millones de Australia frente a 512 millones de la UE), lo que hace que sea una red nacional costosa.

El aumento de las temperaturas promedio como resultado del cambio climático y la frecuencia cada vez mayor de los fenómenos meteorológicos extremos, como la sequía que ahora paraliza el sureste, también están causando oleadas en la demanda, lo que ejerce más presión sobre el sistema.

Australia también tiene una de las tasas más altas del mundo de emisión de gases de efecto invernadero per cápita. Sus políticas climáticas fueron clasificadas entre las peores del mundo en el Índice de Desempeño del Cambio Climático de este año, publicado anualmente por la organización no gubernamental Germanwatch y otros grupos.

Puede seguir leyendo en El Periódico de la Energía

Anuncios
Categorías:Cambio climáticoEtiquetas: , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: