Anuncios

Revelan la relación entre paraísos fiscales, la deforestación en la Amazonía y la pesca ilegal


El escándalo de los Pánama Papers expuso cómo multinacionales, políticos y ricos usan los paraísos fiscales para ocultar su riqueza y así reducir su exposición a impuestos. Esta evasión se calcula en $200 mil millones de dólares al año en el mundo.

Aunque el escándalo fue mayor cuando se revelaron los secretos financieros, es tan solo la punta del iceberg. Hasta el momento, se había ignorado su papel en el apoyo de actividades económicas con consecuencias ambientales. En algunas investigaciones periodísticas se tocó brevemente el tema de la evasión de impuestos a través de Islas Vírgenes (Reino Unido) vinculadas a la deforestación y la producción de palma en Indonesia, o a las empresas mineras de diamantes en Africa Occidental, pero no ha habido un análisis sistémico hasta el momento.

Esta semana, un equipo de investigadores del Centro de Resiliencia de Estocolmo (de la Universidad de Estocolmo) y el centro de estudios de Dinámica Económica Global y  Biosfera (GEDB), de la Real Academia Sueca de Ciencias, publicó en la revista Nature el primer estudio que revela cómo los paraísos fiscales están vinculados a ciertos sectores económicos con serios impactos ambientales globales para dos áreas: los océanos y la selva amazónica. Los primeros juegan un papel vital como fuente de proteínas e ingresos para millones en todo el mundo, y la Amazonía es fundamental para estabilizar el sistema climático de la Tierra. Cerca de 200 billones de toneladas de agua dependen del ciclo climático entre los suelos, los árboles y las lluvias.

Nuestro análisis muestra que el uso de paraísos fiscales no es solo un desafío sociopolítico y económico, sino también ambiental. Si bien el uso de jurisdicciones de paraíso fiscal no es ilegal en sí mismo, el secreto financiero dificulta la capacidad de analizar cómo fluyen los flujos financieros. afectar las actividades económicas sobre el terreno y sus impactos ambientales “, dice Victor Galaz, autor principal del nuevo estudio.

De las Islas Caimán a la Amazonía

Además de ser conocido como un ecosistema icónico para la regulación del clima global, por su belleza exuberante y por sus valores culturales únicos, la Amazonía ha estado en el ojo público por la deforestación que avanza en la mayoría de los países de su cuenca.

Como las actividades extractivas de las empresas dependen del acceso a diversas formas de capital externo (como préstamos y capital social) para iniciar o expandir sus operaciones, se ha prestado mayor atención los flujos financieros y los incentivos fiscales que sustentan los cambios ambientales en la Amazonía, pero no se ha puesto el ojo en dónde se esconde la plata de las grandes empresas con jugosos negocios en la región.

Los investigadores usaron un caso histórico, basados en cifras oficiales del Banco Central de Brasil, entre octubre de 2000 y agosto de 2011, los únicos datos públicos disponibles que dan cuenta del capital extranjero (fuera de Brasil) que entra a las arcas de las nueve compañías más grandes de soya y carne de la Amazonía brasileña.

Es importante aclarar que la ganadería es el motor más importante de la deforestación en Brasil. El año pasado, Greenpeace reveló un informe en el que se registró un aumento de 29% en la deforestación con respecto a 2016. Un equivalente a 800.000 hectáreas arrasadas, un record desde 2008.

Los investigadores encontraron que ese periodo de tiempo es también el más intenso para la deforestación en la Amazonía de ese país (1995-2004). En 2006, se firmó la “Moratoria de Soja”, un compromiso de los productores de soya y el gobierno de Brasil para no comprar soya que haya tomado parte en la expansión agrícola en la selva amazónica.

El acuerdo se ratificó en 2016, y en su momento, las empresas que firmaron el compromiso fueron seleccionadas solo por su participación de mercado, pero no se hizo una evaluación ambiental.

Puede seguir leyendo en El Espectador

Anuncios
Categorías:Medio AmbienteEtiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: