Parques eólicos y solares podrían aumentar lluvias en el Sahara

La instalación de grandes parques eólicos y solares en el desierto de Sahara podría aminorar el ritmo del calentamiento global y dar un pequeño pero valioso impulso a las lluvias en esta región seca de África, indicaron investigadores este jueves.

El estudio publicado en el periódico científico Science está basado en simulaciones informáticas sobre el efecto que tendría cubrir un 20% del desierto más grande del planeta con paneles solares y 3 millones de turbinas de viento.

Un parque solar y eólico de más de 9 millones de kilómetros cuadrados sería “en esa escala, suficiente para abastecer de energía al mundo entero”, dice el informe.

Lea también: Reino Unido inaugura el mayor parque eólico marino del mundo

En general, los investigadores encontraron que cualquier cambio en el desierto africano resultante de instalaciones eólicas y solares sería positivo, ya que más plantas crecerían cerca de esos parques.

De acuerdo con las simulaciones del modelo, el efecto del parque eólico y el parque solar juntos provocó un incremento en las lluvias promedio en todo el Sahara, de 0,24 milímetros por día a 0,59 mm.

El efecto no fue uniforme en todo el desierto. La zona de más precipitaciones fue la de Sahel, una región semiárida que se extiende desde Senegal a Sudán, cuyos habitantes verían un aumento de entre 200 a 500 mm en las lluvias anuales, o alrededor de 1,12 mm por día en zonas cercanas al parque.

Esto sería “lo suficientemente grande como para tener un gran impacto ecológico, ambiental y social”, dice el informe.

Mayor bienestar

“La mayor parte del Sahara se mantendría extremadamente seca”, dijo el coautor Daniel Kirk-Davidoff, profesor asociado adjunto de la Universidad de Maryland.

Pero más lluvias a lo largo del extremo sur del Sahara conducirían a un mayor crecimiento de las plantas, “lo que permitiría un mayor pastoreo”, dijo Kirk-Davidoff a la AFP en un correo electrónico. “Es difícil decir que esto sería algo malo para las comunidades de la zona”.

La razón del cambio tiene que ver con la forma en que los parques eólicos aportan aire más caliente desde arriba, particularmente por la noche, lo que puede aumentar la evaporación y el crecimiento de las plantas. Este intercambio de aire caliente también puede duplicar la cantidad de precipitación diaria.

Lea también: Noruega abandonará el gas como fuente para la calefacción en 2020

Además, los investigadores señalaron que la mayor temperatura generada en estos parques estaría limitada a un área geográfica, a diferencia de las emisiones de combustibles fósiles que continuamente se acumulan en la atmósfera y aumentan el calentamiento en el tiempo.

“El aumento de la lluvia y la vegetación, combinado con electricidad limpia proveniente de fuentes de energía solar y eólica, podrían ayudar a la agricultura, el desarrollo económico y el bienestar en el Sahara, Sahel, Medio Oriente y otras regiones cercanas”, dijo el coautor del estudio, Safa Motesharrei, investigador de la Universidad de Maryland.

El Espectador

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.