ONU: nadie está a salvo de ser víctima de las catástrofes naturales

La Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) ha recordado que las catástrofes naturales son “inevitables” y que “nadie está a salvo de ser víctima” de una de ellas.

Por ello, el trabajo de su prevención y reducción “concierne a todo el mundo, desde los campesinos hasta los jefes de Estado” según explica en su web y, para concienciar a todo el planeta, fijó el 13 de octubre como Día Internacional para la Reducción de los Desastres.

Lea también: Las 20 mayores plantas fotovoltaicas del mundo: China, India y EEUU arrasan

Sucesos meteorológicos y geofísicos

Según los datos facilitados por UNISDR, durante los últimos 20 años más de 1,35 millones de personas perdieron la vida en situaciones de este tipo y más de 4.000 millones fueron heridas, se quedaron sin hogar, tuvieron que desplazarse o recurrieron a algún tipo de ayuda.

Las peores tragedias se producen regularmente en los países menos desarrollados, lo que demuestra que “una combinación de factores naturales, culturales, sociales y políticos” incrementa los daños, que pueden “minimizarse” con una actuación coordinada y de objetivos concretos a nivel global. 
La UNISDR explica que la mayoría de víctimas se debe a sucesos meteorológicos -sobre todo, a las inundaciones, las tormentas y la olas de calor, que han duplicado sus cifras en los últimos 40 años- y geofísicos -como los terremotos, los tsunamis o las erupciones volcánicas-.

Catástrofes naturales

Los seísmos destacan como una de las causas principales del elevado número de fallecidos en los siniestros de los últimos decenios: desde los 75.000 muertos en Perú con el temblor de 1970 hasta los 300.000 de Haití por el de 2010.

Especialmente devastadores fueron también el terremoto -y su maremoto asociado- de 2004 que dejó unas 230.000 víctimas en una docena de países africanos y especialmente asiáticos como Indonesia o Tailandia, y el que en 1976 afectó a China y causó otros 242.000 muertos además de borrar del mapa la ciudad de Thangshan.

Las inundaciones causadas por fuertes lluvias, tifones y huracanes también han castigado a varios países y, de forma especialmente atroz, a Bangladesh, donde en 1974 perecieron 30.000 personas y en 1985, otras 40.000.

Los expertos de la UNISDR llaman la atención sobre las consecuencias del cambio climático, al cual se achacan otros problemas de consecuencias funestas como los generados por las temperaturas extremas en forma de olas de frío o de calor.

Así, en el invierno de 1998, casi 700 personas murieron en Europa oriental por culpa de una de las peores olas de frío registradas, mientras que, en agosto de 2003, las autoridades europeas cifraron entre 40.000 y 70.000 las víctimas de la tremenda ola de calor que barrió el oeste de Europa: de ellas, 141 fueron españolas.

Puede seguir leyendo en EFEVerde

Anuncios

One response to “ONU: nadie está a salvo de ser víctima de las catástrofes naturales

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.